Barcelona cumplió con su primera tarea en la Champions League: aseguró tres puntos tras golear 5-1 al Viktoria Plzen en el Camp Nou.

Los ‘Blaugranas’ abrieron el marcador al minuto 13 por conducto de Franck Kessié, quien cabeceó dentro del área un tiro de esquina. Parecía que ‘se abría la lata’, pero los catalanes no pudieron concretar las oportunidades que creaban.

En cambio, los checos comenzaron a jugar al contragolpe y tuvieron su primera clara al 23. Jhon Mosquera le ganó la espalda a Andreas Christensen y segundos antes de tirar ambos jugadores cayeron al césped, sin dudarlo, el central señaló la pena máxima, pero revisó la jugada en el VAR. Minutos después anuló la decisión, toda vez que el colombiano había golpeado con el codo al defensa.

Al 34 apareció Robert Lewandowski en los linderos del área para quitarse a un par de rivales y vencer al arquero Jindrich Stanek con un potente disparo de derecha.

Aunque los culés tenían el encuentro controlado, los checos no dejaron de presionar y aprovecharon una desatención de la defensa para acercarse en el marcador. Jan Sykora recibió un pase desde la banda izquierda y disparó a quemarropa, nada que hacer para Marc-André ter Stegen.

Hacia el final de la primera parte, Ousmane Dembélé tomo el esférico y emprendió la carrera hasta llegar al fondo de la cancha, desde donde metió un centro preciso que Lewandowski cabeceó sin problemas, era el 3-1 para los ‘Blaugranas’.

En el complemento, Xavi movió sus piezas, dándole paso a Gerard Piqué (46’) y Ferrán Torres (65’). Los cambios dieron resultado y al 67’ llegó el triplete del polaco, con una copia de su primer tanto.

Cuatro minutos después, Torres se metió al área para recibir un pase bombeado de Dembélé y conectar de volea para poner el 5-1.

La posesión de balón pasó por completo al Barcelona que no se cansó de generar oportunidades con el ingreso de Gavi y Memphis Depay (ambos al 75’), pero no consiguió ampliar el marcador.

Con este resultado, el equipo catalán se queda con el primer puesto del grupo C, por delante del Bayern Munich, que derrotó al Inter 2-0 en San Siro.