Cristiano Ronaldo y Portugal estarán en los octavos de final de la Copa del Mundo de Catar 2022 luego de que la selección lusaconsiguiera su segunda victoria en la fase de grupos ante Uruguay por 2-0.

El equipo europeo finiquitó su clasificación a la fase de eliminación directa en una noche donde Bruno Fernandes se convirtió en el héroe de su selección al marcar el doblete definitivo.

Uruguay intentó forzar el partido hacia su terruño. Prestó la pelota al rival e intentó llevar a la parte física el cotejo, sin embargo no contaron con que Fernandes ejecutaría con maestría un centro por el costado izquierdo que terminó en las redes.

Cristiano Ronaldo festejó el tanto que él mismo intentó desviar al fondo de las redes. Incluso, lo festejó, sin embargo, la FIFA determinaría a Bruno Fernandes cmo el autor del primer gol del partido.

Los representantes de la CONMEBOL pudieron empatar el cotejo en la segunda mitad, pero Arrascaeta no impactó de forma correcta el pase de Valverde que le hubiera permitido a Uruguay dividir unidades con Portugal.

La falta de posesión de los sudamericanos también llevó a que se gestara la victoria portuguesa que tuvo el control del balón con más del 60 por ciento.

Cristiano Ronaldo no pudo engañar a FIFA ni empatar a Eusebio
El gol se le acreditó a Bruno Fernández y el ridículo al portero de Uruguay

Cristiano, quien ya marcó en Catar 2022 para convertirse en el único futbolista que anota en cuatro ediciones de la Copa del Mundo, se mantiene entonces a dos goles de la marca de Eusebio, quien en total anotó 9 tantos en los Mundiales.

A un minuto del final apareció la polémica en el partido. El árbitro central, con ayuda del VAR, marcó un penal que convertido de forma perfecta por Bruno Fernándes, quien se convirtió en el jugador del partido.

Con este resultado Portugal aseguró su pase en la siguiente ronda y se jugará, ante Corea del Sur, el liderato del sector H.

Luego de este resultado, Uruguay quedó ubicado en la última posición del sector y se jugará la posibilidad de avanzar en su último juego ante Ghana con la obligación de vencerlo por diferencia de dos o más goles.