Paulo Bento, técnico de Corea del Sur, no podrá estar en el banquillo durante el partido de la tercera jornada del Mundial de Catar 2022 ante la selección de su país, Portugal, tras ser expulsado al final del choque frente a Ghana.

Al finalizar el compromiso, el luso, que entrenó a las ‘Quinas’ entre 2010 y 2014, se acercó molesto e insistente al árbitro inglés Anthony Taylor, quien le mostró la tarjeta roja.

Por lo tanto, tendrá que ver desde la grada el choque del 2 de diciembre en el estadio Ciudad de la Educación entre surcoreanos y portugueses.

Paulo Bento comentó que pese a caer 3-2 ante Ghana, su equipo jugó "lo suficientemente bien como para haber ganado (...) Es evidente que cometimos algunos errores, pero en el análisis global, y al final del partido, tuvimos ocasiones de gol más que suficientes para voltear el resultado", añadió.

"No es justo. No estoy contento con el resultado, pero sí con la actuación de los jugadores y la labor en conjunto", dijo.