Cada que comienza el debate entre los fans de Michael Jordan y LeBron James sobre quién es el más grande, el nombre que termina las discusiones siempre es el de Bill Russell, quien lamentablemente falleció este domingo a los 88 años.

La familia de la leyenda de los Boston Celtics dio a conocer la noticia a través de las redes sociales y el mensaje fue replicado por la liga y por los Celtics, equipo con el que jugó las 13 temporadas en las que estuvo activo.

Russell es miembro del Salón de la Fama del basquetbol, 11 veces estuvo en el equipo ideal, en 12 ocasiones fue seleccionado para el Juego de Estrellas y fue cuatro veces líder de rebotes en la liga.

Además, siempre estuvo del lado de las causas justas, fue un incansable luchador social contra el racismo y a favor de los derechos civiles y en un momento dado se convirtió en el primer entrenador afroamericano en la historia de los Celtics.

Recientemente la NBA le rindió un homenaje en vida, al llamar con su nombre al trofeo para el Jugador Más Valioso de las Finales.