El máximo ganador de títulos en la historia del Real Madrid puso punto final a su paso por el Santiago Bernabéu, el brasileño Marcelo se despidió con todos los honores del equipo blanco y fiel a su costumbre dejó algunas risas y bromas, pero también puso sentimental a más de uno.

Después de 15 temporadas y 25 títulos, Marcelo cerró su capítulo como futbolista ‘Merengue’, el defensor cumplió con su palabra y acudió a la conferencia de prensa con una sonrisa en la cara asegurando que “es mi día más feliz desde que llegué al Real Madrid”.

El futbolista de 34 años agradeció a todo el club, en especial “a los utileros, fisios, a la seguridad, a la gente que trabaja por detrás y tiene el trabajo sucio. Yo quiero resaltar su trabajo, porque yo solo me dedico a jugar y siempre lo tenían todo listo”.

Marcelo no olvidó que cuando llegó al equipo blanco en 2006 “tenía en mente jugar la Champions y hoy salgo de aquí siendo el jugador con más títulos en la historia del club más grande del mundo” y señaló que “ponerse esta camiseta es lo más bonito”.

El brasileño no quiso hablar de su futuro, señaló que ya habrá tiempo para hablar del siguiente paso en su carrera, explicó que se sentía “afortunado” y se encontraba “muy tranquilo” en su despedida del Real Madrid 16 años después.