Pese a todas las ocasiones en que merodearon la zona de anotación, los Saints fueron víctimas de sus propios errores y terminaron en blanco en la victoria de los 49ers en la fecha de 12 de la NFL.

San Francisco venció 13-0 a Nueva Orleans gracias a un pase de anotación de Jimmy Garoppolo, quien lanzó para 222 yardas y 26 pases completos, uno de ellos de anotación para Jauan Jennings, quien mantuvo la concentración a tope y pese al desvió en la defensa, recogió el balón flotado dentro de las diagonales.

Los 49ers anotaron un gol de campo en su primera posesión, luego de recuperar un balón suelto de Alvin Kamara, mismo que empeora los registros de los Saints como el equipo con más perdidas de ovoide.

Pese a que el equipo de Luisiana tocó varias veces las puertas de la anotación en el último cuarto, nunca pudo romper el cero, primero por otro balón suelto de Alvin Kamara a una yarda de las diagonales y después porque a pesar del primero y gol en la yarda cuatro, el quarterback Andy Dalton jamás pudo encontrar receptor en ninguna de sus cuatro oportunidades. El pateador Will Lutz tampoco tuvo su mejor noche y falló su único intento de gol de campo (47 yardas) en el tercer cuarto.

Quien sí estuvo fino fue el pateador de San Francisco Robbie Gould, quien metió el ovoide entre los postes tanto en el primero como en el tercer cuarto y fue clave para que el equipo de California mantuviera el control del partido y obligara a que los Saints intentaran jugadas más ambiciosas.

Con este resultado, los 49ers se mantienen en la cima del Oeste de la Conferencia Nacional con marca de siete ganados y cuatro perdidos, mientras que los Saints desperdiciaron una oportunidad de oro para meterse a la pelea por su división, pues no pudieron aprovechar las derrotas de Buccaneers y Atlanta y se quedan en el último lugar del Sur de la Nacional con cuatro ganados y ocho perdidos.

La NFL está en su recta final y San Francisco alarga su racha a cuatro victorias consecutivas.

El baile de San Francisco en el Estadio Azteca será inolvidable

Los 49ers aplastaron a los Arizona Cardinals y llegan a lo más alto de su división