Thiago Silva, capitán de la Selección Brasileña, admitió que el equipo se ha "dejado el alma en el campo por Danilo y Neymar", que están lesionados y no han podido participar en la victoria 1-0 ante Suiza.

"Hemos asegurado la clasificación y esto nos da tranquilidad y da también tiempo a los jugadores lesionados para recuperarse".

"Era un partido de paciencia, sabíamos que iba a ser muy difícil, que el ritmo de juego no iba a ser muy fluido. Estaba muy atascado el partido atrás. Nos han dado muchas dificultades, pero hemos aprovechado la que hemos tenido. El equipo al ataque es muy sólido y eso ayuda".

Sobre la imagen de Danilo, lesionado, celebrando junto al resto de compañeros, Silva aseguró que esto demuestra que "todo el mundo está comprometido en la causa".

Además, habló acerca de si mantendrá la capitanía durante lo que resta de la Copa del Mundo.

"He estado haciendo esta función en los últimos partidos, pero no he hablado de eso con Tite. Si me da esa oportunidad seré muy feliz. Me da mucho orgullo. El liderazgo es muy importante en esta clase de competiciones".