Todo le salió mal a la Roma este domingo, empezando desde el calentamiento en donde se cayó del partido Paulo Dybala, después le costó trabajo Atalanta que aprovechó la única oportunidad de gol que tuvo y que salió del olímpico con tres puntos que le dan el liderato momentáneo de la Serie A.

La ausencia de Dybala dejó a los locales sin el último pase, todos los ataques romanos pasan por los pies del argentino y su baja dejó un hueco que no pudo componer José Mourinho, los visitantes dependían de sí mismos para seguir invictos y un gol de Giorgio Scalvini a los 35 minutos les dio la victoria.

La segunda mitad fue para ‘La Loba’, sin embargo, volvió a extrañar la presencia de Dybala y por si fuera poco perdió a ‘Mou’ expulsado tras una discusión con el árbitro, el portugués invadió el terreno de juego y el central de inmediato le mostró la cartulina roja.

Sobre el final la Roma tuvo dos ocasiones para marcar el empate, pero no puntería, terminó con las manos vacías, sumando tres de los últimos nueve puntos en disputa y cayendo hasta la sexta posición en la tabla general que tiene a Atalanta en lo más alto a menos que Milan y Napoli digan otra cosa.