La Selección de Ghana dio un paso importante rumbo a la Clasificación a octavos de final luego de superar, de forma dramática por 3-2 a una Corea del Sur que luchó hasta el final por sumar unidades en su segundo cotejo.

Los asiáticos llegaron con la moral en alto luego de haber empatado ante Uruguay en su primer juego. Pero las ilusiones se desdibujaron en el primer tiempo, cuando dos goles en 10 minutos, les obligaron a remar contracorriente.

Mohamed Salisu fue el encargado de inaugurar el tanteador del partido con un remate potente. Después, Mohammed Kudus, quien se convirtió en la estrella del cotejo, puso contra la lona al equipo rojo que nunca bajó los brazos.

En la segunda mitad llegó el despertar coreano por conducto del delantero Cho Gue-sung, quien con dos cabezazos certeros, empató el partido y devolvió las ilusiones a su país de sumar unidades en este cotejo tan complicado por la demanda futbolística y física.

Corea llegó, incluso, a dominar el complemento, hasta que un error defensivo permitió que Kudus completara el doblete y borrara las sonrisas coreanas que por un momento se ilusionaron con la victoria.

Este resultado obliga a Corea a ganar su último partido del Mundial ante Portugal y por una diferencia de 2 o más goles. Ghana, a la espera del resultado entre Uruguay y Portugal, le bastaría un empate para sellar su boleto a octavos, al menos como segundo lugar del grupo.