Los malos tiempos no se detienen en la vida de Gerard Piqué. En medio de su crisis matrimonial, se asoma una verdad inevitable que le ha llegado, probablemente, en el momento menos inesperado.

‘Geri’ no es más una prioridad para el primer equipo del Barcelona. Ha sido el propio técnico, excompañero de Gerard y un amigo personal, quien le ha comunicado esa dura decisión que es parte de la vida del futbolista.

Según desvela el diario Mundo Deportivo, Xavi Hernández se habría reunido con Piqué para darle a conocer que no le tiene contemplado en el cuadro titular de la siguiente temporada. Las razones apuntarían al alto salario, las actividades extracancha del denfesa español y sobre todo, las diversas lesiones que sufrió en el último tramo de su carrera.

Contrario a lo que pudiera pensarse, Gerard habría solicitado a Xavi quedarse para pelear y demostrar que todavía puede ser un referente dentro del terreno de juego y aportar al equipo el talento que aún brota de sus pies. Además de que Piqué es uno de los pilares institucionales que aún se conversan en el primer equipo.

Incluso, agrega el diario, estaría más que dispuesto a bajarse el salario para poder ayudar a que el equipo fiche nuevos futbolistas que engrosen la plantilla y la vuelvan mucho más competitiva.

En las últimas tres temporadas, Piqué no ha superado los 40 partidos jugados, una cifra que refleja la decadencia física y futbolística del defensa central.