El seleccionador de Ecuador, Gustavo Alfaro, consideró que su equipo cometió "pecados de juventud" que evitaron que se impusiera a Holando en su segundo partido del Mundial de Catar 2022.

"No ganamos por las eventualidades del futbol. Si hay algo que les dije era que el resultado no me importaba. Teníamos enfrente a un equipo con pretensiones de ser campeón del mundo, que llevaba 17 partidos invictos, con promedio de 2.6 goles por partido", señaló.

"Tuvimos los pecados de juventud, nos faltaron la cantidad de “batallas” de este tipo que el equipo no tiene. El único con experiencia es Enner Valencia", agregó.

"No está mal reconocer que no somos superiores al rival, Holanda está por encima por jerarquía, por el técnico que tienen, pero lo malo es sentirse inferior. Teníamos 90 minutos para demostrar que podíamos estar a su altura", dijo.

"La falta de inexperiencia nos golpeó. Eso nos hizo perder el partido. Con los minutos nos dimos cuenta de que estamos a la altura. Se convencieron de que con esa actitud y con un par de correcciones podíamos ganar. Nos faltó terminar esas jugadas, era un partido de pocas chances y esas había que marcarlas", señaló.

Ecuador sumó ante Holanda y ambos tienen un pie en la siguiente ronda de Catar 2022

Ecuador necesitará sumar ante Senegal para llegar a los octavos de final

Para Alfaro este partido demostró que Ecuador "está a la altura de los desafíos" y que puede "darle la batalla a un europeo".

"Nada va a cambiar mi idea del futuro de estos chicos. Además son liderados por un capitán que muestra su jerarquía cuando hay que hacerlo", comentó.

El estratega dijo que saldrán motivados contra Senegal para lograr un punto que les coloque en octavos de final por segunda vez en su historia.

"El partido será más intenso y difícil que el de hoy", aseguró.