Alemania rozó una nueva eliminación en la fase de grupos de la Copa del Mundo, perdía ante España a falta de 29 minutos, pero tuvo una reacción acorde a su altura, consiguió el empate y se quedó cerca de consumar la remontada, ahora tendrá que derrotar a Costa Rica para clasificar a octavos de final.

España se olvido de jugar en la última media hora y pospuso su lugar en la siguiente ronda, el plan de Luis Enrique de jugar sin delantero no funcionó y fue hasta la entrada de Álvaro Morata que su equipo pudo atacar con peligro.

El futbol de La ‘Furia Roja’ apareció de inmediato, a los cinco minutos ya dominaba y una atajada de Manuel Neuer que terminó en el travesaño dejaba ver el dominio ibérico, a los alemanes les costó trabajo, pero consiguieron nivelar el encuentro, la posesión era española, pero no tenía una referencia en el área y eso le restó.

Luis Enrique tuvo que modificar en la segunda mitad, cambió un extremo por un delantero y Álvaro Morata le dio la razón ocho minutos más tarde tras adelantarse a Niklas Süle en el primer poste y definir con calidad ante Neuer para el 1-0.

Alemania no tenía alternativa, necesitaba sumar y Hans Flick movió al equipo, Jamal Musiala tomó el mando y comenzó a desequilibrar, la ‘Mannschaft’ se volcó al ataque y Niclas Füllkrug salió del banquillo para rescatar el empate.

Los alemanes a todo o nada en el tramo final y Füllkrug encontró la igualdad a siete minutos del final con un potente disparo que dobló a Unai Simon y que mantiene con vida al conjunto cuatro veces campeón del mundo que se jugará el boleto a octavos ante Costa Rica.