Sin que aún haya alguna explicación por parte de la Selección de Marruecos, el arquero Yassine Bono protagonizó una situación nunca antes vista en los Mundiales.

Bono calentó normal, regresó al vestidor a cambiarse, salió con su equipo al campo y estuvo presente en la ceremonia de los himnos. Sin embargo, cuando el equipo se tomó la fotografía oficial, el que apareció fue Munir Mohand Mohamendi.

Al no tener aún información sobre los motivos de la sustitución, en las redes sociales comenzaron las bromas referentes a que se trataba del primer jugador que se lesionaba cantando el himno nacional.

Se espera que la Federación Marroquí aclare el hecho en las próximas horas, aunque extraoficialmente se informó que el guardameta presentó problemas estomacales de manera repentina.