Chivas no sabe ganar y la situación parece estar cada vez peor. En esta ocasión el 'Rebaño' visitó Mazatlán y cayó 2-1 ante Mazatlán, que por el contrario, obtuvo su primer triunfo del torneo y definitivamente lo disfrutó, sobre todo por el nivel del rival.

Y no es que Guadalajara juegue del todo mal. De hecho su estilo de juego tiene llegada, pero en lo que se refiere a la contundencia es cuando comienzan los problemas verdaderos, porque los goles se niegan a entrar.

Después de un primer tiempo plagado de fallas, fue hasta el 68' cuando cayó la primera anotación del partido por conducto de Emilio Sánchez, que puso el 1-0 ante la atónita mirada de los jugadores tapatíos, que parecían vivir de nueva cuenta una pesadilla.

Vino posteriormente la marcación de un polémico penal para los rojiblancos. Pese a que todo indicaba que no se señalaría, el árbitro marcó penal y aunque Angel Zaldívar lo falló, en el contrarremate pudo meter el esférico a la portería de Nicolás Vikonis.

El punto no era malo para los de Ricardo Cadena, pero en una nueva polémica arbitral, vendría un tiro libre para Mazatlán que cobró Oswaldo Alanis y se incrustó en la portería de los jaliscienses para poner el marcador definitivo.

Al final los rostros de Chivas eran de decepción. Les dieron un penal que no era, el arbitraje los favoreció por momentos con errores marcados a su favor y ni así pudieron sacar el barco a flote. ¿Será este el último partido de Ricardo Cadena al frente?