La Selección de Uruguay debutó en el Mundial de Catar 2022 con un empate insípido y sin goles ante Corea del Sur, un equipo aguerrido que igualó la intensidad de juego de la ‘garra charrúa’.

Fue un partido más que cerrado entre embos equipos. Ni siquiera  la delantera de Uruguay lo supo resolver con los tres referentes goleadores del equipo: Edinson Cavani, Luis Suárez y Darwin Núñez.

El equipo asiático nunca bajó los brazos. Por el contrario su estrategia perfecta permitió anular con velocidad  y orden  la herencia futbolística del equipo sudamericano que, a pesar de las variantes utilizadas por Diego Alonso, no pudo embolsarse los tres puntos.

En opciones de gol, también ambos equipos igualaron en acercamientos realmente peligrosos. El primero, por parte del cuadro rojo con un fallo frente al arco  de Hwang Ui-jo, quien envió su disparo por encima del larguero a pesar de encontrarse sin marca dentro del área.

Minutos después llegó el acercamiento más importante de Uruguay. Un remate de Diego Godín en un tiro de esquina por izquierda terminó estrellándose en el poste.

Justamente, el defensa central jugó su partido 160 con Uruguay y así, se convirtió en el futbolista de mayor edad en la historia de su Uruguay en jugar un partido de Mundial.

En los minutos finales, Federico Vlaverde intentó con un remate de larga distancia que, de nueva cuenta, terminó estrellándose en el poste.

Los minutos finales fueron de intensidad pura. Uruguay encontró ritmo de ataque y Corea se encargó de replegar a sus elementos para jugar al contragolpe.

El empate deja comprometido a ambos equipos en sus aspiraciones de avanzar a la ronda siguiente, pues en el camino tendrán que medirse a Portugal y Ghana, dos seleccionados incómodos que pueden apuntarse otra sorpresa.

Esta es la primera vez que Uruguay no logra derrotar a Corea del Sur en una Copa del Mundo luego de haber registrado un empate y una victoria en el pasado.