El portugués Carlos Queiroz, seleccionador de Irán, que sorprendió este viernes al derrotar por dos goles a cero a la Gales de Gareth Bale, en el partido de la segunda jornada del grupo B del Mundial de Catar, declaró tras el mismo que sus "chicos estuvieron brillantes" y que "no" tiene "palabras para agradecérselo"

"Mis chicos han estado brillantes. Cuando juegas un buen futbol, como hoy, te mereces ganar. Y hoy nos merecimos ganar. No tengo palabras para mostrarles mi gratitud a estos jugadores", comentó Queiroz, ex técnico del Real Madrid y de la selección de Portugal, después del espectacular triunfo de su equipo ante Gales.

Irán resurge de las cenizas y sorprende a Gales

En cinco minutos la historia cambió para el equipo islámico

"Vienen de una situación difícil", comentó el técnico portugués, que llegó al Mundial envuelto en varias polémicas derivadas de las revueltas internas en Irán. "Y hoy han demostrado que esta es la seña de un gran equipo", añadió Queiroz tras un partido trepidante que se resolvió en la prolongación gracias a dos goles de Rouzbeh Cheshmi, en el minuto 98, y de Ramin Rezaihan, tres más tarde.

"Jugamos un buen futbol", admitió Queiroz, que, a pesar de haber liderado la exhibición efectuada este viernes por Irán, se mostró humilde y cedió honores a sus futbolistas.

"Yo no cambié nada. Fueron los jugadores. Hoy sólo han pensado en el futbol. Jugaron sin miedo. Y se expresaron como saben. Les estoy muy agradecido", apuntó el estratega luso, de 69 años.

"También estoy agradecido a los aficionados que les apoyaron. Les doy las gracias. Ellos también se merecen esta victoria. Les queríamos dar alegría, felicidad y orgullo. El otro día no pudo ser. Pero esta vez hemos cerrado la herida del partido contra Inglaterra", manifestó Queiroz tras el brillante triunfo de su selección ante la Gales de Gareth Bale.