El bicampeón está deprimido, pero se espera que el partido contra el sotanero lo anime a levantar la cara y afrontar con mejor ánimo las próximas semanas.

Atlas y Querétaro, el antepenúltimo y último lugar del Apertura 2022, se enfrentan para abrir la Jornada 7 del torneo, mismo donde ‘Gallos’ Blancos todavía no sabe lo que es ganar.

Lo que pasó la última vez que se enfrentaron estos dos equipos, en el día más negro en la historia del futbol mexicano hace cinco meses, es del conocimiento de todos, así que hablemos del partido.

‘Zorros’ y ‘Gallos’ tienen una ardiente rivalidad desde hace varios años y lo cierto es que Querétaro es uno de los pocos clubes contra los que Atlas tiene dominio (siete victorias en los últimos 10 partidos), por lo que el club tapatío espera conquistar apenas su segundo triunfo en la competencia.

Los resultados no han acompañado, pero más allá de eso, la lesión de su capitán Aldo Rocha (en el muslo derecho con un tiempo de recuperación de un mes) y el que Diego Babosa haya recaído de su problema en el tobillo han descorazonado al equipo, pues Rocha es quien lleva todo el control del mediocampo y la piedra angular en el delicado equilibrio que existe en el esquema de Diego Cocca.

Pero, con mayor razón, el club rojinegro debe aprovechar que el calendario lo alineó frente al último lugar del Apertura 2022. El equipo que (todavía) dirige Mauro Gerk tiene solo dos puntos en el certamen, pues lo mejor que ha hecho en seis fechas es igualar contra Chivas y Juárez.

Eso sí, nada reanimaría más a ‘Gallos’ que vencer al equipo rojinegro en su propia casa, rebasarlo en la tabla de posiciones y dejarlo con posibilidades de terminar la Jornada 7 en último lugar.

Atlas llega a este partido con tres derrotas consecutivas, cansado y desanimado por las lesiones, pero si no quiere que las dos coronas que se le resbalen demasiado pronto, hay que levantar la cabeza ahora.