Caín Velásquez sigue en proceso y este viernes se declaró no culpable por un intento de asesinato, agresión y disparar un arma en público, proceso que ha encarado en los últimos meses, pues lo hizo contra un hombre que fue acusado por el presunto abuso de un menor ligado a Caín.

Cain Velasquez presentó una declaración de inocencia el viernes por intento de asesinato y otros cargos en relación con su presunto incidente de disparos a alta velocidad el 28 de febrero.

El ex campeón de peso completo de UFC compareció en la corte del condado de Santa Clara para presentar la declaración de inocencia. Una audiencia previa al juicio ahora está programada para el 26 de septiembre.

Velásquez enfrenta un total de 10 cargos que van desde intento de asesinato, asalto con arma de fuego, asalto con un arma mortal, portar un arma de fuego cargada con la intención de cometer un delito grave y más. Si es declarado culpable de todos los cargos, Velásquez podría enfrentar una sentencia máxima de 20 años a cadena perpetua.

Velásquez, de 40 años, está acusado de participar en una persecución a alta velocidad de 11 millas con Harry Goularte, el hombre acusado de abusar sexualmente de su pariente cercano, un niño de cuatro años que desde entonces ha sido identificado como el hijo de Velásquez.

Caín Velásquez no saldrá bajo fianza

El ex campeón mundial de peso completo de UFC deberá seguir su proceso en la cárcel

Durante la persecución, Velásquez supuestamente disparó una pistola calibre .40 contra un automóvil en el que viajaban Goularte, la madre de Goularte, y el padrastro de Goularte, Paul Bender, el último de los cuales supuestamente fue alcanzado dos veces por los disparos, lo que resultó en lesiones que no amenazan la vida.

La policía de Santa Clara acusa a Goularte Jr. de tocar "inapropiadamente" al niño de cuatro años en "múltiples ocasiones" a partir de una llamada inicial del 23 de febrero.