El laberinto de Argentina en la fase de grupos del Mundial de Catar 2022, en el que se introdujo con la derrota ante Arabia Saudí, ya avista la salida, vista por Lionel Messi, el goleador decisivo y Enzo Fernández, el autor del 2-0 contra México, pero aún pendiente de una victoria más en la última jornada contra Polonia.

Aún necesita otro triunfo. Sus tres puntos todavía no son suficientes ni para la celebración ni para el alivio. Polonia y Robert Lewandowski, sus adversarios de la última jornada el próximo miércoles, tienen un punto más que él.

México, en cambio, es último, con un solo punto. En esa combinación de factores, lo único que garantiza el pase a Messi y compañía es ganar.

Ya expresó en la víspera el seleccionador argentino que, más allá de un golpe como el que sufrió en su estreno en Qatar 2022, lo importante es "cómo te levantas", como hizo la 'albiceleste' este sábado contra México en el estadio de Lusail, en una situación límite, cuando removió su bloque con cinco cambios, sin lamentos, con determinación, sin éxito, hasta que apareció el de siempre, Lionel Messi, para solucionar todo con un tiro.