Alireza Beiranvand, portero de la Selección Iraní, ha vuelto a entrenar por primera vez desde la lesión que sufrió en el rostro en el partido contra Inglaterra en el Mundial de Catar 2022.

El portero del equipo ‘Melli’ tuvo que ser sustituido a los 20 minutos de la primera parte, tras llevarse un fuerte golpe en la cara. Después de ser asistido durante casi diez minutos sobre el terreno de juego, intentó continuar, pero rápidamente tuvo que abandonar la cancha.

Tres días después se ha reincorporado a los entrenamientos con una máscara protectora que le cubre gran parte de la cara, y con la que puede ejercitarse con el resto de sus compañeros sin exponerse a una lesión más grave.

Tras caer 6-2 ante Inglaterra en su primer partido, los dirigidos por Carlos Queiroz disputarán el 25 de noviembre su segundo compromiso de la fase de grupos ante la Gales de Gareth Bale. Por ahora, los iraníes marchan últimos del Grupo B.