El Barcelona anunció este jueves la venta por 207,5 millones de euros del 10% de los derechos televisivos de LaLiga durante los próximos 25 años al fondo de inversión estadounidense Sixth Street.

Con esta operación, el Barcelona genera una plusvalía de 267 millones de euros para la presente temporada. Sixth Street invertirá inicialmente 207,5 millones de euros y el club aportará los 60 millones de euros restantes.

Con este acuerdo rubricado en las oficinas del Camp Nou, la entidad azulgrana conseguirá cerrar el presente ejercicio económico (2021-22) con beneficios.

De no haber activado esta operación, las pérdidas económicas del club catalán en este ejercicio habrían alcanzado los 161 millones de euros.

La primera de esas palancas era la cesión de hasta el 25% de los derechos de televisión de LaLiga. Sin embargo, el club ha decidido reducir inicialmente esa cesión al 10%, lo que supondrá renunciar a 16 o 17 millones por temporada.

De esto modo, y una vez salvadas las cuentas, aún tendrá margen y tiempo para negociar la cesión del otro 15%, a partir de este verano.

La segunda palanca económica es la venta de hasta el 49,9% de Barça Licensing & Marketing (BLM), la sociedad que gestiona las tiendas del club, la venta online y a mayoristas y los productos bajo licencia. Esta segunda operación, dada su mayor complejidad, no se activará hasta la próxima temporada.

Con estas dos maniobras el objetivo es ganar tiempo y dotar de mayor músculo financiero al Barça para poder reconstruir el proyecto deportivo mientras se ejecuta el Espai Barça.

"Estamos activando las palancas económicas y ejecutando nuestra estrategia paciente, sostenible y eficiente para fortalecer la base financiera del Club", dijo Laporta en unas declaraciones difundidas por el club azulgrana.

El dirigente asegura que Sixth Street "apoya de manera decidida" al fútbol y se trata de "un inversor con experiencia en el mundo del deporte y de los medios de comunicación globales".