El verano avanza y Barcelona no ha sido capaz de mover a los futbolistas que no entran en planes y que impiden hacer fichajes, esto debe cambiar en las próximas semanas por el bien del club, pero sobre todo de la plantilla que se presentará en dos semanas tras las vacaciones y las salidas marcan las prioridades.

Barcelona no podrá registrar, ni intentar realizar una transferencia porque necesita liberar espacio en la plantilla y en la masa salarial, todo el mundo sabe que futbolistas como Samuel Umtiti, Riqui Puig y Martin Braihwaite no entran en planes de Xavi, pero las ofertas por ellos no llegan y frenan todos los planes.

El club y la directiva trabajan para encontrar soluciones económicas que les permitan acudir al mercado, pero la masa salarial sigue siendo un obstáculo y la prioridad es deshacerse a como de lugar de los jugadores que cerraron un ciclo como ‘Blaugranas’ hace mucho tiempo y que mantienen un sueldo alto.

El tiempo sigue corriendo y Barcelona debe desbloquear la puerta de salida de alguna forma, incluso alcanzando un acuerdo para terminar el contrato de común acuerdo, de otra forma, los fichajes tardarán en llegar y el equipo azulgrana corre peligro que decidan por otra oferta si el club no encuentra una solución.