Los logros de Sevilla han llegado a través de la Europa League, seis coronas del torneo continental destacan en el palmarés del conjunto hispalense que lleva años intentando pelear por el título en La Liga, el año pasado estuvo 16 jornadas por detrás del líder, pero terminó cediendo y en el cuarto lugar.

Ni siquiera la crisis de resultados que atravesaron Barcelona y Atlético de Madrid durante la campaña pasada fue suficiente para que en Nervión soñaran con luchar por el campeonato del futbol español, el equipo de Julien Lopetegui comenzó con fuerza, pero perdió poder sobre el final y alcanzó un lugar en la Champions League como premio.

Sevilla debe encontrar regularidad para poder pensar en el título, tiene una plantilla para estar en los primeros lugares y está obligado a vencer a clubes como Cádiz, Osasuna o Mallorca que lograron sumar ante el conjunto hispalense que además deberá aprovechar cuando las cosas no le salgan bien a Real Madrid, Barcelona o Atlético.

El objetivo primordial cada temporada es terminar entre los primeros cuatro lugares de La Liga, Sevilla lo ha cumplido, sin embargo, en los últimos años debió terminar más arriba en la clasificación porque algunos de sus rivales tuvieron malos resultados, pero la irregularidad le quitó la oportunidad y son más de 20 años sin estar entre los dos primeros puestos.