Antonio Rüdiger aseguró que es "un gran honor" ser entrenado por Carlo Ancelotti en el Real Madrid y mostró su ilusión de "ganar otra Champions League" tras la conseguida con el Chelsea.

"Para mí es un gran honor trabajar con Carlo Ancelotti. Estoy convencido de que todavía puedo aprender mucho más de él y espero que me ayude a ganar otra Champions League más", afirmó a los medios del club ‘Merengue’.

"Jugó un papel clave. Después de hablar con él tuve claro que quería venir al Real Madrid", subrayó, al destacar lo decisivo que fue el técnico italiano en su fichaje por el actual campeón de Europa.

Rüdiger reveló que su ídolo de infancia fue el delantero brasileño Ronaldo Nazário, con quien habló tras decidir jugar en el Real Madrid. "Cuando éramos niños y jugábamos al futbol en la calle, Ronaldo era nuestro ídolo. Hablé con él por videollamada cuando fimré. Estaba muy feliz y nervioso a la vez", señaló el defensor.

El alemán mostró su ilusión por la nueva etapa que encara en su carrera tras triunfar en el Chelsea. "Agradezco estar en el Real Madrid. Es como si estuviera soñando, pero es real y siento un inmenso placer. Nunca vi algo así antes, la Ciudad Real Madrid es simplemente espectacular, me emociona y deseo que llegue el día de entrenar allí", confesó.

Rüdiger reconoció que un exmadridista como Mateo Kovacic le recomendó firmar. "Me dijo: 'Vete allí y disfruta mucho, es un gran paso para ti'. Nunca he escuchado nada malo sobre el Real Madrid", afirmó el defensor.

Pidió ser llamado ‘Rudi’ y definió sus características como defensor. "Soy un jugador con carácter. Es difícil mejorar tu velocidad, pero tengo suerte porque es algo que poseo gracias a mi genética. En el campo soy una persona enfocada exclusivamente en el trabajo, pero fuera de él soy gracioso, me gusta reír y que la gente lo pase bien. Pero, sobre todo, soy capaz de reírme de mí mismo", declaró.